jueves, 1 de noviembre de 2007

Patinazo bursátil

Sorpresa en la bolsa neoyorkina, un mal día –dicen en su portada algunos periódicos estadounidenses- queriéndose explicar las consecuencias que acarrea entre los inversionistas el saber que la mayor compañía petrolera del mundo y el banco mas importante – Exxon y Citigruop- anuncian recorte de ganancias lo que traducido en bolsa ha significado una caída espectacular de más de 362 puntos o lo que es lo mismo perder en un solio día un 2,6 por ciento a consecuencia de los riesgos que se atisban en el horizonte. Las previsiones mas inmediatas, a decir de los especialista, será un consumo más moderado y retraido en este final de año donde el precio de la gasolina y las subidas de las hipotecas harán estragos en los bolsillos. El patinazo bursátil llega solo veinticuatro después de que la Reserva federal fijase el precio del dinero en un 4 y medio por ciento, casi un punto menos que hace dos meses, aunque ahora con el oro, el euro y el barril de crudo por las nubes ante las incertidumbres geopolíticas.