jueves, 8 de noviembre de 2007

Iowa, primer destino electoral

Iowa es siempre y cada cuatro año el pistoletazo de salida de las elecciones presidenciales. Este 2008 no va a ser diferente a no ser porque, si se descuidan, los candidatos demócratas y republicanos van a tener que acabar tomando las uvas –aquí dándose los besos y achuchones que no se prodigan- en medio del campo y pelados de frio. Eso es Iowa, salvo en la capital Des Moines donde este fin de semana los aparcamientos de las muchas empresas de seguros que allí campan serán ocupados por miles de curiosos que quieren escuchar en vivo y en directo los mensajes de sus presidenciales a los que se puede preguntar de todo. La cena demócrata en el Dia de los Veteranos sera excusa para celebrar lo que dicen las últimas encuestas. El Wall Sreet Journal con la cadena de televisión NBC asegura que un 50 % de los estadounidenses con derecho a voto, frente a un 35%, dicen estar convencidos de que lo mejor para este país, después de ocho años del republicano compasivo George Bush, es ver a un demócrata en la Casa Blanca. El periódico, por si acaso, se cura en salud al añadir en su titular: Hillary Clinton es vulnerable La carrera, aunque parezca mentira, solo ha hecho que empezar.