martes, 27 de noviembre de 2007

Annapolis, abierto de madrugada

La academia naval de Annapolis se ha convertido en una fortaleza en la que el presidente George Bush insistira en dar protagonismo al primer ministro de israel Ehud Olmert y el lider de la autoridad palestina Mahmoud Abbas, en su deseo de buscar la paz y la convicencia. desde dos estados soberanos. (()) Bush tiene previsto tomar la palabra en la inauguracion de esta cumbre en la que no renuncia a decir bien claro quien es su amigo y el por que de su optimismo (()) La paz possible, llena de dificultades sera con Olmert y Abbas muy difirente a la que trabajaba la adminitracion y el presidente Clinton. Es curiosa la insistencia de George Bush en marcar distancias de su antecesor, por eso es bueno /dicen/ que nadie espere de Annapolis grandes realizaciones… basta con lo conseguido, ser la foto del pincipio de otro nuevo intento de la comunidad internacional en favor de una paz que muchos siguen pensando imposible
DEBAJO DE LAS ALFOMBRAS
Se siente y se padece –por no decir, tambien, se sufre- lo que es una reunion internacional convocada a toda prisa y sin calendarios ni agendas que puedan condicionar mas asitencias que las que reclamaba por ejemplo Siria /con su deseo de hablar del Golan/ o Arabia Saudi empenada en demostrar su solidaridad con el mundo arabe desde su declaracion de tener un enemigo llamado Israel… y eso para no ver la tarjeta roja del ausente Iran (mas presente de los que muchos podrian desear). El ambiente /en una Academis Naval estadounidense/ es mas que cuartelario. La seguridad tan excesiva que es posible olvidarse de lo que puede ser primero… hacer las acreditaciones que permitan acceder a un recinto hoy infranqueables sin pasar antes por cuatro exhaustivos controles. Detalles de advertencia es que todas las delegaciones /menos los ministros/ seran sometidas a los chequeos necesarios para garantizar la seguridad… en este caso la seguridad de todos que puestos al caso es parece ser requisito indiscutible para hablar de paz.
MENOS DAUNA PIEDRA
Nadie se atreve a tirar cohetes y ese ambiente que se respira en los medios de comuniacion estadounidenses, que hace estar calladas en espera de noticias a todas las delegaciobnes invitadas, es el major clima que junto a la humedad de Annapolis habian previsto los anfitriones del encuentro. The New York Times es el primero en recordar que la clintonamia ha provocado en la adminitracion Bush siete anos de mirar hacia otro lado. Ahora se quiere tambien marcar diferencias, ser mediador, nunca protagonista pero recordando que fue el primero en hablar de un estado palestino y a pesar de haber perdido el tiempo, de no haber querido saber nada con Arafat, de haber orillado a Abbas cuando busco el gobierno con Hamas –en estos ultimos meses/ se reclama como golpe de timon el que Condolezza Rice haya viajado hasta en ocho ocasiones para conseguir el resplado internacional a esta nuevo deseo de buscar la paz.
ESPANA, EN LA JUGADA
La delegacion espanola que encabeza el titular de exteriores Miguel Angel Moratinos recibia su invitacion para venir Annapolis hace ahora pcoa mas de una semana. Es el tienpo sufiente para rehacer agendas /por su puesto sin renunciar a la cumbre de la OSCE que presidira el jueves en Madrid el ministro/ y llegar a Washington hace menos de 24 horas con el principal interes de ayudar en lo que se pueda, maxime cuando fue la Conferencia de Madrid (1991) el antecendente al que remontarse para buscar paralelismos con Annapolis. Moratinos tiene que elegir a una sola de las seis personas de su delgacion para que le acompana /junto a su guardaespaldas/ a la sesion plenaria. No sabia todavia anoche si podra o no hacer uso de la palabra, si participara en sesiones paralelas o /en defintiva/ como se organizara el desarrollo del este encuentro. Lo que si sabe es que en Annapolis no habra mas declaraciones que las de anfitriones y protagonista (hay previstra una rueda de prensa cuando aqui sean las siete de la tarde) y que los ministro de los 40 paises invitados llegaran a la base naval de annapolis en autobus y seran invitados a dejarla con urgencia a treaves del mismo sistema… La sugenrecia de la organizacion es que si fuera menester y tienen algo que decir lo hagan en sus propias embajadas despues de una jornada que promete ser /entre el caos y la urgencia/ una jornada muy intensa.