miércoles, 28 de noviembre de 2007

Irán, derrotado en Annapolis

El día después es soleado y frio, 2 grados ahora en Washington, pero las fotos en la Casa Blanca son siempre una buena excusa para analizar todas las sombras. Bush quiere con Ehud Olmert y Mhamout Abbas inaugurar el que repiten será el último camino hacia la paz. El tiempo es el correcto –es la frase- por lo que serán desde hoy las delegaciones de Israel y Palestina la coartada perfecta para un mundo árabe angustiado y temeroso de acabar dejando en Irán la voz cantate en el peso regional. The New York Times –de siempre muy proisraeli- es el único periódico en los Estados Unidos que convierte la cumbre de Annapolis en la primera victoria de los países árabes moderados y sunnis contra la influencia cada vez mas temida del régimen de los ayatholas. Arabia Saudi, Siria y los doce paises arabes que se pasaron por Annapolis –ha dicho al periódico un negociador palestino- están aquí porque necesitan una alianza estratégica con los Estados Unidos y contra Irán. Es otra forma de interpretar el principio de las negociaciones de paz, hoy repito formalmente convocadas a su primera reunión en la Casa Blanca. Cada día habrá tambien estudios en comisiones y dialogo con primera cita el próximo doce de diciembre. Reuniones quincenales de Abbas y Olmert a los que se les supone una química que antes no tenían y colaboración, tanta como sea posible, de esa comunidad internacional de nuevo convocada a una cumbre de donantes a celebrar en Paris el 17 de diciembre.