sábado, 10 de noviembre de 2007

Elecciones 2008: Iowa, primera cita

Des Moines no es lo que era. La capital del estado de Iowa, en medio de la nada y rodeada de campo y agua por todas partes ha cambiado. Los caucus presidenciales han conseguido en cuarenta anos vestirla de tiros largos. Desde la ultima cita, en 2004, despues de la sorpresa Kerry que de nada sirvio para apear a George Bush de la Casa Blanca, Des Moines ha conseguido ganarse fama suficiente como para atraer a negocios de postin. Tres grandes y diferentes centros culturales han conseguido llamar la atencion sobre un futuro que ya no pasa solo por hacer aparcamientos elevados en cada esquina. La revista Forbes insiste en decir que Des Moines es la cuarta ciudad mas capacitada para acoger y hacer buenos negocios en los Estados Unidos. Ahora solo falta que los muchos negociantes y emprendedores que campan entre costa y costa , de norte a sur, entre Canada y Mexico, crean a pies puntillas que son algo mas que servicios y no solo seguros y finanzas la solucion para un centro del donuts que siempre fue granero y pasto de un pais que descubrio las grandes y hostiles llanuras para sin detenerse conquitar el oeste en un sueno de oro donde tampoco faltaba, en muchos casos, el descubrimietno personal de la tierra prometida.
HOOVER, TAMBIEN NACIO EN IOWA
Un historiados britanico llamado Paul Johnson se atreve en su libro Historia a rehabilitar la figura politica del que fuera el trigesimo primer presidente de los Estados Unidos. Herbert Hoover llegaba a la Casa Blanca en la primavera de 1929, aquel dramatico ano en el que la Gran Depresion se comia de un bocado el desmedido y feliz crecimiento que durante la decada de los anos veinte del pasado siglo vivieron en los Estados Unidos. Esta manana de noviembre, cuando los tambores de la recession y los vientos de crisis tocan arrebato coloreados por los desorbitados precios del barril del petroleo, los campos de trigo y las granjas de Iowa parecen paradas en el tiempo. Todo lo controario de lo que al fin y al cabo han hecho y hacen sus hijos predilectos. Hoover ha sido para muchos un mal presidente. Pero para todos los que tienen o han tenido un minuto para dedicar a su figura, Hoover es sobre todo un ilustre ciudadano capaz de hacer muy prontoc realidad el llamado sueno americano. La casa del herrero de Wets Branch, Jesse Hoover, a dos pasos de su negocio y donde venia al mundo un futuro presidente es el mejor ejemplo de lo que hacen los milagros. Hoover quedaba huerdabo a los tres a;os. Marchaba con sus tios a Oregon. Estudiava ingenieria en la Universidad de Stanford (Califronia). Viajaba a Australia con el tiltulo y 40 dolores en el bolsillo . Trabaja en las minas de China cuando la revolucion de los Boers con la que vivio en primera persona aquellos famosos 55 dias en Pekin. La primera gran Guerra le soprendia en Belgica. Se habia hecho ya rico y como el democrata JFK ha sido el unico presidente en renunicar a su salario. Era despues de todo una pasion por el servicio publico lo que decidio a Truman a llarmarle de nuevo a las tareas de estado. Tenia ya 71 anos cuando recibido el encargo de ayudar a la recontruccion de la deshecha Europa. Vivir en vivo y en directo los resultados del llamado Plan Marshal. Viajar por casi 80 paises poniendo piedras de optimismo. Hacer realidad lo que sus politicas no consiguieron en su tiempo: un mundo mas feliz en el que vivir en paz con la ayuda de un sistema democratico y capitalista en el que hasta hijos huerfanos, con sangre indigena y una herreria por toda herencia, llegan a convertirse, primero en hombres de provecho capaces de hacerse ricos y devolver mas tarde a la sociedad lo mucho que les dio desde la presidencia de los Estados Unidos
CAUCUS, CONPROMISO DESDE 1968
Los caucus de Iowa son primarias asamblearias para los candidatos a la presidencia de los estdois unidso. Democratas y repubicanos pasan desde los a;os stenta su primera prueba en un estado que ha llegado tarde a casi todo, menos a examiner a sus futuros presidentes en cuestiones puntuales y diarios, en problemas cotidianos, generalmente alejados de la telegenia y la major imagen. Los ciudadanos de Iowa presumen de abrir con bombo y platillo una carrera electoral que en este 2008 ha empezado tan aldenatda que las heladoras tierras donde crece el trigo, pastan vacas y matan credos por doquier casi seguiran vestidas de Navidad cuando sus electores sean llamados a capitulo. Hasta el proximo 3 de enero /convocatoria democrata y republicana para dilucidar primeras escaramuzas electorales/ la batalla vuelve a pasar por comparecencias puntuales de los candidatos en cualquier rincon o lugar del estado. Visitas de casa en casa, de bar en bar, rallys por calles y plazas. Autobuses electorales que van y vienen, mitines en colegios publicos y privados. Reuniones sociales en centro civicos. Todo vale para preguntar eso que a veces mas toca al bolsillo, en este caso, saber si sera mejor dejar de cultivar trigo y pasarse al cultivo del maiz ahora que el etanol sera plato sustituto de ese pretroelo que se ha puesto por la nubes. El Museo de la Historia del estado de Iowa ha tenido la buena idea de organizar una exposicion monografioca de lo que han sido y son las caucus en los que en buena medida se viene a ganar un pedacito de la llave que abre la Casa Blanca. Presumen de ser los que despues de la geurra de Vietnam mas se preocuparon por abrir un debate de futuro que nunca dan por cerrado. A cambio, todos ganan. Ellos y esta vez tambien Hillary un minuto para ser ademas de aspirantes a presidente un poquito ciudadanos de a pie a los que asaltan los problemas cotidianos. Estos, los votantes y ciudadanos, un poquito mas politicos para convencerse de antemano que es en la participacion, el dialogo y el intercambio de ideas estan los principios sobre los que poner las bases al gobierno del pueblo y para el pueblo. De momento, Iowa ha vuelto a tocar este fin de semana la campana de la ultima vuelta. Las apuestas siguen abiertas. La carrera es larga y agotadora. Los resultados daran razones y quitaran de la cabeza suenos inalcanzables. La historia es caprichosa, pero hasta hoy en el estado de Iowa nunguna mujer ha sido capaz de pasar por las urnas y alcanzar gracias a ellas una representacion que ahora, la senadora democrata Hillary Clinton, pretende acabe bajo palio. Desde aqui y hasta la Casa Blanca en un paseo donde sean mas las rosas que las espinas.