domingo, 4 de noviembre de 2007

Olé, tambien se dice en inglés

Los aficionados taurinos estadounidenses -que lo hay, aunque como ellos dicen es mas difícil dar con ellos que con una aguja en un pajar- tienen este domingo una oportunidad de oro para hacer lo que muchos españoles querrían poder ver en vivo y en directo… En muy pocos minutos –en la Plaza Monumental de la ciudad de México- se estrena la temporada con un cartel de lujo, con la reaparición del español José Tomas acompañado el tlaxcalteca Rafael Ortega y el tijuanense Alejandro Amaya. Los toros son de la ganadería de Barralva y la sorpresa para los aficionados es saber que con su presencia en el ruedo contribuirán a socorrer las necesidades más urgentes de los dannificados por las inundaciones que esta semana asolaron Tabasco. El festejo –con entradas entre los 55 y los 650 pesos- tiene un añadido especial, en las barreras y tendidos del coso taurino estarán sentados medio centenar de aficionados estadounidenses que celebran el cuarenta y cinco aniversario de la Fundación de la Asociación de Aficionados de Peñas, una entidad que se conoce aquí con la siglas NATC y que preside un angelino de nombre Jimee Petrich, orgulloso de patrocinar cuantos viajes puede hacia España o México, al saber de la existencia de sus socios en Inglaterra pero tambien en Nueva Zelanda o Australia. Por cierto Adolfo y siempre con tu permiso, he remitido a Jimme Petrich una invitación para estar en Clarín y contarte cuando quiera esa afición taurina que se refugia en peñas tan singulares como la Barrera Taurina del Paso, Texas, el Club Taurino de Nueva York, la Peña de Colorado, el Club Taurino de Chicago… todas asociaciones que fueron fundadas en la década de los 60 del pasado siglo.