miércoles, 3 de octubre de 2007

Indiana Jones, caso resuelto

Esta vez la policía de Los Angeles tuvo que ser tan ingeniosa como el profesor Indiana Jones, pero eso si, con menos látigo y mas ordenadores para poder afirmar que tienen el caso resuelto, que en veinticuatro horas ha podido explicar y explicarse el robo del material del que será la cuarta entrega de la saga firmada por Steven Spielberg. Un portavoz policial ha confirmado que un sospechoso fue detenido cuando trataba de vender el material robado en los estudios Universal a supuestos compradores que no eran otros que agentes encubiertos. La cita –en el oeste de Hollywood- se fraguó a través de ofertas hechas por correos electrónicos. El sospechoso, ahora bajo arresto, estaría en libertad condicional y la policía investiga si actuó solo o en colaboración con otras personas.