miércoles, 17 de octubre de 2007

Bush y Dalai, amigos para siempre

George Bush se ha dado un paseo por el mundo en la que fue una rueda de prensa convocada con urgencia para pedir al Congreso trabajo urgente con los presupuestos que deben permitir al ejecutivo cumplir sus compromisos federales . El presidente -después del tirón de orejas- preferia llegar al legislativo del brazo del Dalia Lama a quien finalmente acabo ofreciendo la Medalla del Congreso en un acto inusual y rompiendo todo tipo de protocolo con la venia de la democrata Pelosi. Antes, Bush había apostado por el dialogo turco-iraki como fórmula para resolver contenciosos pendientes. Agradecía y destacaba que un enviado iraki este hoy en Estambul , pero pese a la actividad terrorista –decía- que no se necesitan mas tropas en Irak sin dejar de pasar la oportunidad para mostrar su preocupación a la hora de que pueda mandarse a un amigo y aliado como Turquía mensajes equivocados, como seria declarar genocidio la matanza Armenia de 1915. La Medalla del Congreso impuesta hace unos minutos al Dalai Lama era también un motivo de atención y reflexión en lo que han sido -dijo- conversaciones telefónicas con su homólogo chino Hu Jintao aclarando que su presencia ahora en el Capitolio de Washington es porque quiere y porque en los Estados Unidos hay libertad de culto y admiran al Dalia Lama como hombre de paz y reconciliación.