martes, 9 de octubre de 2007

La CIA libre de toda sospecha

Khaled el-Masri, 45 años, ciudadano alemán de origen libanés, acaba de perder en los Estados Unidos toda posibilidad de llevar a juicio a la CIA y a los agentes que en la Navidad del 2003, en Macedonia, lo detenían, lo torturaban y lo trasladaban a una prisión secreta. El-Masri interpuso la demanda contra la Agencia Central de Inteligencia el pasado año. Era marzo cuando un juez federal de Richmond, Virginia, alegaba que la demanda contra la CIA no podía ser aceptada por cuanto ponía en peligro la seguridad nacional al desvelarse secretos de estado. Ahora el supremo rechaza ver tambien la demanda –es el ultimo tramite legal posible- aunque no ha hecho comentarios a su decisión. Khaled el Masri fue acusado y cumplió sentencia en un psiquiátrico alemán después de provocar un incendio en un centro comercial de Baviera con daños que superaron los 675 mil dólares.