lunes, 15 de octubre de 2007

Alcaeda, mutilada en Irak

Alcaeda esta mutilada en Irak, es el titular de portada del periódico The Washington Post y la conclusión del informe secreto hasta ahora que descansa sobre la mesa de trabajo del presidente de los Estados Unidos. Los generales y asesores de George Bush le han recomendado prudencia a la hora de manejar unos datos que desde junio del 2006 –cuando acababan con la vida de Abu Musab al-Zarqawi- nunca habían sido tan optimistas. Los últimos tres meses en Irak se consideran exitosos en la lucha contra la insurgencia, sin dejarse de apuntar que el flujo de combatientes enemigos desde Siria ha disminuido notablemente. Una declaración de victoria seria inconveniente, apuntan generales que como Petraeus consideran los éxitos insuficientes y difíciles de medir. Otro recomiendan publicidad sin recordar –contestan, sus propios compañeros- que solo tres personas pueden preparar un atentado suicida.