miércoles, 17 de octubre de 2007

Contratistas bajo mando único en Irak

La guerra y las malas noticias son referentes diarios en este país que quiere soluciones urgentes en medio de tantos y tantos problemas cotidianos. El ministro Robert Gates ha propuesto (y esa puede ser la solución) poner bajo un mando único y militar a los diez mil contratistas privados que trabajan en Irak. La solución del Pentágono no es la que mas gusta a la Secretaria de Estado –nuestro ministerio del exteriores- al saber muy bien que sus empleados de seguridad –los famosos y polémicos agentes de Blackwater- pasarían a depender directamente de las órdenes del ministerio de la defensa. La noticia es primicia y portada del periódico The New York Times, medio que como sus colegas no ha tenido tiempo de recoger en sus páginas el último atentado en Diyala, que en esta ocasión –dice la agencia Associated Press- podría provocar una retirada parcial de las tropas estadounidenses en tan conflictiva zona.