jueves, 25 de octubre de 2007

Sanciones para Irán

Estados Unidos rompe la baraja. La secretaria de estado Condoleza Rice y el ministro del Tesoro, Henry Paulson, han oficializado las primeras sanciones que este país impone al régimen de los ayathloas desde 1979, aun a pesar de tener rotas desde entonces todas sus relaciones. (()) Condolezza Rice anunciaba y acusaba de actividades terroristas a la guardia revolucionaria islámica y a los cuerpos de elite QUDS a quienes de siempre y bajo el paraguas de su ministerio de la defensa se ha relacionado con incursiones y apoyos a la insurgencia iraki.(()) Condolezza Rice en su comparecencia desde la secretaria de estado anunciaba tambien sanciones contra tres bancos estatales y una veintena de compañías iraníes y anunciaba que trabajará con sus socios y aliados en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para obligar a Irán a detener todos sus programas nucleares, ampliando resoluciones o acuerdos anteriores.
BANCOS ESTATALES Y COMPAÑIAS
La administración Bush insiste en su política exterior frente al régimen de los ayatholas en aplicar el palo y la zanahoria. Espera saber si las negociaciones de terceros con Irán dan más
resultado que las llevadas a cabo por la Unión Europea, pero después de la última visita del presidente ruso Vladimir Putin y de las palabras y deseos de Amadinejha, Estados Unidos ha preferido anunciar nuevas sanciones económicas contra 20 compañías, bancos y organismos gubernamentales iraníes con el fin de castigar y frenar los programas nucleares y las actividades terroristas de las que aquí se les acusa. La agencia Reuter –citando a un oficial de la administración Bush que no identifica- es la única que adelanta estas nuevas sanciones, en las que estarían incluidas la Guardia Revolucionaria y las fuerzas QUDS, cuerpo de élite, dependiente del ministerio de la defensa, a quien siempre los Estados Unidos ha acusado de realizar incursiones y apoyar a la llamada insurgencia iraquí. Irán y los Estados Unidos tienen rotas sus relaciones diplomáticas desde hace 30 años, a raiz de la llamada crisis de los rehenes. Condolezza Rice da comienzo en estos momentos -desde uno de los salones la secretaria de estado- a la lectura de una declaración en la que explica y confirma estas sanciones, primeras que se anuncian de forma oficial dicen los medios desde 1979.