lunes, 29 de octubre de 2007

Guerra a la bolsa de plástico

Nueva York acaba de emprender su particular guerra contra la bolsa de plástico. La norma aprobada hace solo unas horas por el atuntamiento de la gran ciudad obligará a las grandes superficies a ofrecer bolsas reutilizables y a organizar como alternativa programas de reciclaje. El compromiso lleva el aval de más de 700 empresas dispuestas a colaborar con una campaña que significará la guerra al plástico, -una guerra que ha dado muy buenos resultados en Irlanda y Australia, primeros países en declarar al plástico enemigo ecológico- y que ahora llega a los Estados Unidos –ya en marcha en San Francisco (California) y ahora con el visto bueno del alcalde Bloomberg que ha dado por buenas cifras tan extraordinarias como las que confirman que los estadounidenses utilizan al año 84 mil millones de bolsas de plástico elaboradas con la ayuda de12 millones de barriles de petroleo.