viernes, 19 de octubre de 2007

G7, hipotecas, cambios y monedas

Los ministro de finanzas y los gobernadores de los bancos centrales de los siete países mas desarrollados del mundo van a intentar en Washington poner los puntos sobre las ies a una situación que -marcada por los miedos que exportaron desde este país las llamadas hipotecas basura- sigue todavía pendiente de pasados compromisos como es intentar que dólar y yuan –Estados Unidos y China- ayuden al resto a poner sus monedas revalorizadas donde les corresponde, sin pagar el euro el pato que Francia ya denuncia. Una cena especial con autoridades de China, Kuwait y Arabia Saudí debería a ayudar a deshacer los nervios de los países del G7 que elaborarán a primeras horas de la tarde –ya noche en España- ese comunicado que siempre se escribe a la sombra de las reuniones del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional donde en su asamblea de otoño esta dando pie –ademas de a la despedida del español Rodrigo Rato- a lecturas y previsiones económicas de futuro donde no falta nunca el palo y la zanahoria, por no recurrir a ese refrán tan castizo que dice “dar una de cal y otra de arena” para respiro de países, mercados y responsables económicos