martes, 23 de octubre de 2007

California: todos contra el fuego

La desesperación acompaña en California a la lucha contra fuegos sin control que se extienden a lo largo y ancho de doscientos kilómetros a la redonda convirtiendo en un verdadero infierno siete condados del sur de un estado en el que viven 23 millones de personas. La declaración del estado de emergencia permite utilizar cuantos medios humanos estén al alcance de las autoridades. Cinco mil bomberos, guardia nacional, cuerpos civiles y militares luchan contra la voracidad de una llamas que han obligado ya al desalojo de 300 mil personas entre las que hay familias que han perdido sus sus casas y propiedades. Un muerto, 17 heridos graves, 1000 kilómetros cuadrados calcinados, centenares de casas destruidas son datos provisionales de unos incendios todavía muy lejos de poder ser controlados.
AYUDAS FEDERALES
Las ayudas federales empezarán a llegar con urgencia hasta California después de la declaración de estado de emergencia hecha la pasada noche por el presidente George Bush, quien hace solo unos minutos expresaba su preocupación en la visita que hace a la Universidad de Washington. El presidente de los Estados Unidos dice que la declararon de emergencia facilitará la llegada de fondos federales al gobernador Schwarzenneger para la extinción de incendios que en muchos casos y por los fuertes vientos siguen sin poder ser controlados. Bush anunciaba que el ministro Chertoff y el director del FEMA se trasladan a esta horas a California… Son allí -las ocho y un minuto de la mañana- y catorce fuegos diferentes han obligado a la evacuación de mas de trescientas mil personas en los doscientos kilómetros a la redonda, entre Los Angeles y San Diego donde las llamas siguen devorando todo lo que encuentran a su paso –casas, bosques e infraestructuras como carreteras, líneas férreas, tendidos eléctricos y conducciones de agua – y todo a pesar de la tenaz resistencia que ofrecen mas de seis mil bomberos auxiliados ahora por la colaboración de la guardia nacional, policía de fronteras y otras organizaciones civiles y militares