miércoles, 17 de octubre de 2007

Bush quiere parar a Turquia

George Bush acaba de responder –en rueda de prensa- a las intenciones turcas de mandar tropas a tierras iraquíes. Bush ha dicho que le preocupa la situación, que ha hablado con el general Petraeus y el embajador Crocker y que es partidario del dialogo entre todas las partes. Ha agradecido a Irak que entienda este problema como serio, ha dicho que la mejor indicación de lo que piensan los iraquíes es que un enviado especial esta hoy en Estambul y que considera –y asi se lo ha hecho saber al gobierno de Turquía.- que no son necesarias mas tropas en Irak. La rueda de prensa ha servido para preguntar al presidente sobre problemas internacionales, se hablo de la próxima conferencia de paz sobre Oriente Próximo con el deseo de que Palestina pueda convertirse en un estado soberano. La visita del Dalai Lama sirvió para hacer publica su admiración y respeto por el líder tibetano y presumir –como había hecho telefónicamente con Hu Jintao- de la libertad de culto que no tiene China pero que si practica este país. La situación en Irak donde Alcaeda sigue siendo peligrosa, la cumbre Putin y Amhadineja, donde Irán tiene que saber que no puede tener armas atómicas por la seguridad del mundo que estaría en peligro de una III Guerra Mundial y asuntos de política interna completaron cuarenta y cinco minutos de explicaciones donde no han faltado –tampoco- las recomendación del presidente al Congreso que parece tenerlo maniatado. George Bush quiere tener presupuestos y leyes encima de la mesa cuanto antes, y evitar entre otros trabajos, resoluciones indebidas como sería calificar de genocidio la matanza turca en Armenia ocurrida en 1915 porque complicaría las relaciones con un país amigo y aliado.