jueves, 4 de octubre de 2007

Blackwater, sin trabajo por ahora

Los mercenarios de Blackwater se quedan sin trabajo de forma provisional en Bagdad. El caso de la empresa de seguridad propiedad de Erik Prince es una historia sin final, pues ahora el Gobierno de los Estados Unidos y no los mercenarios de Blackwater que contrata la Secretaria de Estado, será el responsable de la seguridad de sus funcionarios, incluido el equipo del FBI que en estos últimos días ha recibido el encargo de investigar y realizar sobre el terreno un informe definitivo sobre la matanza que en Bagdad protagonizaron trabajadores de Blackwater. Los datos periodísticos aportados estos días por The New York Times –el tiroteo que provocó 17 muertos y no 9 como se habia dicho hasta ahora- han justificado el envio urgente de la unidad del FBI que ahoran se sabe tendrá que protegerse por si misma debido a la suspensión temporal de los agentes de Blackwater mientras duren las investigaciones.