viernes, 26 de enero de 2007

ME LLAMO BUSH Y PROTEJO A MIS TROPAS

George Bush ha dado licencia para matar a los agentes iraníes que sean descubiertos en Irak, aunque ha preferido salirse por la tangente para no contestar con un monosílabo a la decisión que tomara el pasado otoño –de acuerdo a sus consejeros de seguridad- como afirma desde su primera pagina el periódico Washington Post. Bush –junto con la confirmación facilitada por la Casa Blanca-ha precisado que lo que está en juego es defender y proteger las vidas de los soldados estadounidenses y de los inocentes ciudadanos irakies. El presidente que hacia estos comentarios cuando recibía al nuevo jefe militar para Irak, general Petreaus acompañado por el secretario de la defenda Robert Gates, ha insistido por enésima vez en que sigue confiando en la diplomacia para entenderse con el régimen de los ayatolás y que no tiene ninguna animadversión hacia su pueblo. La presión es solo contra un gobierno que no renuncia tampoco a sus programas nucleares.