miércoles, 3 de enero de 2007

MALOS TRATOS EN GUANTANAMO

La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) sigue cargándose de pruebas sobre abusos y vejaciones cometidos en la prisión militar de Guantánamo, en la isla de Cuba. El FBI ha tenido que facilitar a la organización humanitaria una investigación elaborada en el año 2004 con los testimonios-encuesta realizados entre 493 militares y civiles estadounidenses que trabajaban en la base. La agencia detalla al menos 26 casos conrretos de abusos y maltratos. Los llamados combatientes enemigos eran privados de comida y bebida, interrogados durante 24 horas sin interrupción, atados de pies y manos eran obligados a hacerse sus necesidades encima, recibian insultos y eram amedrantados por perros, se veían obligados a cubrirse la cabeza con la bandera de Israel, escuchaban insultos contra su religión y el Coran y eran bautizados por personal que se disfrazaba de sacedorte. Entre la documentación del FBI, que no se considera una denuncia, tambien se explica que en Guantánamo se producian casos concretos y puntuales de malos tratos, como al detenido que se le forró la barba con cinta aislante o a quien agarrado por los genitales se le rocio de sangre menstrual toda su cara. La agencia se consuela apuntando que todos los casos registrados no pueden compararse a las atrocidades documentadas en la cárcel iraqui de Abu Ghraib controlada por militares estadounidenses.