lunes, 8 de enero de 2007

IRAK: MAS DINERO, MAS TROPAS

Más tropas y más dinero para la reconstrucción de Irak son las primeras soluciones que ha dejado filtrar la Casa Blanca como nueva estrategia para Irak. Ideas que se manejan como globo sonda por los medios de comunicación hasta donde los demócratas, capitaneados por Nancy Pelosi, pisan y detallan su calendario de cambios. Bush tiene previsto ganarse la confianza del congreso antes de presentar el miércoles a la opinión publica su plan para ganar la guerra contra el terror. El congreso con mayoria demócrata prefiere repartir citas y comparencias de obligado cumplimiento. Rice y Gates –secretaria de estado y secretario de la defensa- pasarán su examen particular en el senado antes de terminar la semana. La urgencia obliga y las prioridades de la nueva clase política se traducen en encuenta de urgencia. Para un 45 por ciento de sus señorias es Irak la preocupación prioritaria, seguida a mucha diferencia de economia o salud, que citan solo el 7 por ciento de los nuevos legisladores.
HORARIO DE MAXIMA AUDIENCIA
Será en horario de maxima audiencia, a las nueve de la noche, cuando el próximo miércoles el presidente Bush explique al pais y durante unos veinticinco minutos sus nuevos planes para Irak. La cuenta atrás de lo que será el anunico mas esperado de la nueva temporada politica no puedede estar siendo para el presidente de los estados unidos más amenazador. Le llueven advetencias desde todos los frentes, incluido el gobierno iraki que le acaba de recortar –aunque sea con un hilito de voz- su cacareada soberania e independencia. Los comentarios mas duros tienen firma demócrata: el presidente –le ha dicho Nancy Pelosi desde la presidente de la camara- debe saber que ahora hay un congreso al que debe de convencer de sus propositos. A nadie se le escapa que el mandar mas tropas y dar mas dinero para la reconstrucción despues de haber gastao 500 mil millones de doblares, puede resultar pretencioso si al final como parece el pais empieza a estar cansado de guerras y con ganas de que sus hombres uniformados regresen pronto a casa.