viernes, 19 de enero de 2007

MAS QUE UNA TRAVESURA

Semaj Booker, se llama el angelito, pero con nueve años es ya todo un conocido de la policía de Lakewood, localidad en el estado de Washington, en la costa oeste que baña el Pacifico, y desde donde el pasado domingo el niño decidió viajar hasta Dallas (Texas) para visitar a su abuelo. Robó un coche, lo puso a 145 kilómetros por hora, lo detuvo la policía pero sin saber cómo ni cuando, el chaval se subia después y sin billete a un avión que lo llevaba desde Seatle hasta San Antonio en Texas. Polizón a la fuerza y sin dinero, volvió de nuevo a tentar allí a la suerte para llegar a su destino… Ahora si que estaba a salto de mata, y solo porque había sabido elegir una compañía aérea como Southwest especializada en acomodar por grupos a su viajeros. Le fallo la conexión, un error que facilitó su detención en el aeropuerto de la capital texana. Lo que nadie dice es como Semaj Broker pasaba los controles de seguridad sin billete, incluso a un a pesar de que en su confesión para su descargo haber imitado las aventuras a las que juega en los videojuegos.