lunes, 22 de enero de 2007

BUSH, CASERO EN SU ESTADO DE LA UNION

George Bush ha preparado en Camp David (MD) el que será su septimo discurso sobre el Estado de la Unión mirando a casa, preocupado por los asuntos domésticos y decidido a no perder la posibilidad de recuperar el crédito político que cada día que pasa empeña en la guerra de Irak. Bush quiere anunciar a un Congreso que por vez primera controlan los demócratas su intencion de hacer reformas tributarias que ayuden a los ciudadanos a pagar sus seguros médicos. Como si hubiese llegado el tiempo de rebajas a la Casa Blanca, despues de lo llovido, ahora el presidente parece tambien dispuesto a encarar el problema del cambio climático, poner limites a la emisión de gases contaminantes y hasta reducir la dependencia del petroleo. La guerra de Irak será en esta ocasión un problema a esbozar, pero para el que no habrá novedades a sumar a las ya anunciadas y muy criticadas en dias pasados.