lunes, 17 de septiembre de 2007

Mukasey, hacia la fiscalia general

Michael Mukasey tiene todas las papeletas a su facor para cnvertirse en el proximo fiscal general de los estados unidos. George Bush ha tomado nota, a juicio de los demócratas, y ha hecho con su desgnacion una eleccion muy diferente a la que encumbraba a su amigo y hoy tambien recordado Alberto González, el primer hispano en convertirse en ministro de justicia en un departamento que tiene tambien muchas competencias. Mukasey agradecía su designación, prometía trabajar con el Congreso y –quizás eso fue lo que más han valorado en la Colina del Capitolio- puez el exjuez de 66 años se marcaba como objetivo de conseguir ser ratificado el hacer de los Estados Unidos un país más libre y más seguro. Pero en el que se respete siempre la ley y la Constitución. El cargo de fiscal general –aclaraba el presidente Bush- tiene un papel de vital importancia en tiempos de guerra.
GONZALEZ EN EL CORAZON

George Bush ha encontrado sustituto para su amigo Alberto Gonzalez en la fiscalía general El presidente, desde los jardines de la cada blanca, designaba al juez retirado Michael Mukasey para accede a un puesto –ha dicho- con un papel de vital importancia para tiempos de guerra. Bush como Mukasey han tenido palabras de agradecimiento y de recuerdo para el dimisionario fiscal general Alberto González, el primer hispano en ocupar un cargo para el que Mukasey decía sentirse muy complacido por la designación. Mukasey tiene 66 años y ha dicho
que trabajará con el Congreso para hacer de Estados Unidos un país mas libre –tambien más seguro- pero en el que se respete siempre la ley y la constitución. Líderes demócratas han hecho saber que esta designación es bien recibida por lo que supone de cambio en la actitud del presidente.

FISCAL GENERAL PARA TIEMPOS DE GUERRA

George Bush acaba de anunciar en los jardines de la Casa Blanca su decisión de nombrar al juez retirado Michael Mukasey como fiscal general de los Estados Unidos, nombramiento que ha pedido ratifique a la mayor urgencia el Congreso de los Estados Unidos al ser el papel de su cargo de vital importancia en tiempos de guerra. Mukasey, 66 años, nombrado juez por el presidente Ronald Reagan ha agradecido a George Bush la designación para el puesto y ha manifestado su alegria por volver a trabajar en el departamento de justicia si le da su aprobado el Congreso de la nación. Bush y Mukasey tuvieron palabras de recuerdo y en el caso del presidente de agradecimiento para el dimisionario Alberto González, el primer hispano al frente de la fiscalía general.

.