miércoles, 19 de septiembre de 2007

Libano, condena y solidaridad


George Bush, Condolezza Rice, Dana Perino… Estados Unidos ha condenado el atentado de Beirut calificado por el presidente de horrible asesinato, confirmando por añadidura, como ocurre desde octubre de 2004, un trágico patrón que intenta silenciar a aquellos libaneses que valientemente defienden su visión de un Libano democrático e independiente. Condolezza Rice, de gira por Oriente Próximo, repetía lo mismo con otras palabras. "Los enemigos de la paz y la libertad –es su declaración- quieren ganar medienta la violencia, la amenaza y la intimidación lo que no pueden conseguir en elecciones libres y justas". El Consejo de Seguridad en Naciones Unidas, reunido precisamente para tratar sobre la creación del Tribunal Especial del Líbano, ha condenado "el atentado y todo intento de desestabilizar el Líbano particularmente durante este período especial". Ban Ki Moon, secretario general, recibía después una carta del primer ministro libanes, Siniora, en la que solicitaba la asistencia de al ONU.