martes, 11 de septiembre de 2007

Agua, silencio y nombres otro martes 11S

Los recuerdos, el silencio, la lluvia acompaña este sexto aniversario de los atentados del 11 de septiembre. El presidente Goerge Bush, con su esposa Laura de luto y en compañia del matrimonio Cheney, guardaba un minuto de silencio en la casa blanca. Nueva York habilitaba un estrecho pasadizo para que los familiares de las victimas de las torres gemelas depositasen sus flores en al entrañas de una cada vez mas reconstruida zona cero, mientras los nombres eran leidos por los bomberos, policias y equipos de rescate que trabajaron infructuosamente por salvar vidas Robert Gates, el ministro de la guerra, presidia el acto conmemorativo en el pentagono en un tiempo que pedia para la serena reflexion. Las campanas en el campo de Shanhsville, en Pensylvania, han recordado el heroísmo de los pasajeros del vuelo 93 que se estrellaba despues de que sus pasajeros se enfrentasen a los secuestradores.

El presidente Buhs acompañado por su esposa Laura y junto con el matrimonio Cheney ha guardado un minuto de silencio en la Casa Blanca después de asistir a un oficio religioso en la cercana iglesia de Saint Jhon. Bomberos, policías y trabajadores de los equipos de rescate aquel 11 de septiembre leen ahora y bajo la lluvia en la zona cero los nombres de los fallecidos. El ministro de la guerra Gates recibirá a los familiares de las víctimas fallecidas en el Pentágono. El campo de Shanhsville, en el estado de Pensylvania, cubierto ahora por la niebla, espera su turno para el recuerdo. Estados Unidos, seis años después, no olvida. aun a pesar de que la vida sigue y las obras -muy en especial en lo que fueron las torres gemelas en el bajo Manhattan- obligan a cambiar imágenes y emplazamientos.