jueves, 13 de septiembre de 2007

Humberto, en Texas

Texas, estado más grande que la Península Ibérica, vive estado de alerta, ha declarado con urgencia aviso de tornados al conocer la llegada a sus costas –en el Golfo de Mexico- de la tormenta tropical Humberto que ha tocado tierra con vientos sostenidos de 135 kilómetros hora y descarga fuertes aguaceros. Humberto se desplaza con una velocidad de 13 kilómetros hora y se espera que pierda progresivamente intensidad a su paso por Texas y con amenaza de tocar el vecino estado de Louisiana. Texas, un estado con instalaciones petroleras en sus costas ahora que el previo del barril bate records, ha sufrido este año permanentes inundaciones por intensas lluvias que se cobraron siete víctimas tras el paso de la tormenta tropical Erin a mediados de agosto.