jueves, 13 de septiembre de 2007

Irak sin amigo y con mensaje

George Bush ha perdido un aliado en Al Ambar al que saludaba hace unos dias. El atentado que terminaba con la vida del jeque sunni Abdul Sattar Buzaigh al-Rishawi ha alterado los planes y ensayos del mensaje que sobre Irak el presidente George Bush y desde la Casa Blanca dirigirá a la nación cuando sean las nueve de la noche –tres de la madrugada en España. Es –ha sido- un "acto ultrajante", una "perdida trágica" son los calificativos que se han escuchado y entre los que no han faltado las palabras del general Petraus. Precisamente George Bush hará suyos esta noche los planes de su general en Irak y en dieciocho minutos explicará al país sus ideas para una guerra que confirma que Alcaeda "sigue siendo un enemigo peligroso" como se ha recordado desde la secretaria de estado. El presidente viajará mañana a la base de Quantico, en Virginia, y dedicará su mensaje radiofónico del sábado a la cuestión. El vicepresidente Cheney se sumará a la nueva fase de la guerra de Irak visitando y hablando en el Museo Ford de Michigan y en una base militar de California. Los demócratas, el senador Reid, lo decia muy claro. Estan dispuestos a conseguir consensos para que la solución para Irak no sea más de lo mismo, pues al no decirdirse la retirada las tropas estadounidenses quedarán en medio de una guerra civil.