miércoles, 19 de septiembre de 2007

Boeing 747, "perdigones" al proyecto

La compañía estadounidense Boeing no gana para disgustos desde que anunciara su intención de competir con Europa en la fabricación del avión que revolucionará el transporte de viajeros en el futuro mas inmediato. El Boening 787 –bautizado como dreamliner o sueño trasatlántico- tiene ahora que defender su fuselaje de carbono de las criticas del ingeniero, Vicen Weldon, quien vinculado durante años a la compañía de Seattle dice que ese fuselaje no cumple los requisitos mínimos de seguridad, mucho menos aun si tiene que enfrentarse a un accidente con colisión o a fuego en el aparato. Boeing solo pide tiempo, mas tiempo después de los primeros retrasos anunciados hace solo una semana- pero dice ahora que podrá demostrar a la Administración Federal Aerea de los Estados Unidos y a todos sus fututos clientes en cuantas pruebas sean necesarias la seguridad del 787, el avión que con ocio de delfín debería estar en vuelo el próximo mayo.