jueves, 13 de septiembre de 2007

Bush propone retirada con exito

George Bush se dirige a la nación desde el despacho oval de la Casa Blanca, mensaje que tiene una duración aproximada de 18 minutos y en donde el presidente –son entrecomillados facilitados por adelantado- quiere hacer una nuevo plan para el éxito de Irak. La reducción de tropas es un regalo a una oposición demócrata que ya ha dicho que traer a 30 mil soldados hasta el verano próximo es mas de lo mismo. Bush sin embargo y a pesar de todo dira que "por primera vez en años, los que han estado en lados opuestos en este complicado debate podrán volver a estar juntos”

REGRESO CON EXITO
George Bush ha decidido aceptar las recomendaciones del general Petraeus y el embajador Croker. El presidente lo ha llamado regreso a casa con éxito. Una reducción de tropas -sin detalles, ni números absolutos- que añade sera viable, poniendo siempre por delante una premisa: a mayor exito en Irak mayor número de soldados que podrán regresar a casa. Bush ha radiografiado el progreso en Irak en poco mas de cuarto de hora. Ha inssitido que el éxito en Irak es critico para la seguridad de los Estados Unidos. Ha tenido continuas advertencias para Irán, no hablo de Siria, si se dirigió a la comunidad internacional y ha dado por sobreentendido que tendía una mano a la unidad de los estadounidenses . "Por primera vez en años, los que han estado en lados opuestos en este complicado debate podrán volver a estar juntos” El plan que ahora asume el presidente de los Estados Unidos como propio sera revisado el próximo mes de marzo en nuevos informes que presentaran de nuevo en el capitolio el general Petraeus y el embajador Croker.
MAS DE LO MISMO
Regreso con existo, es el matiz añadido por el Presidente de los Estados Unidos, George Bush, a los planes e ideas que en estos últimos días han explicado en el Capitolio de Washington el general Petraeus y el embajador Croker. Bush quiere un regreso a casa con existo –ha evitado detalles o números absolutos de la retirada- que siempre será viable anteponiendo una premisa: a mayor exito en Irak, mayor número de soldados que podrán regresar a casa. Bush radiografía el progreso en Irak con optimismo, advertía a Irán de sus intromisiones, dibujaba un holocausto en caso de abandono, agradecía los esfuerzos de la comunidad internacional y daba por sobre entendido que sus nuevos propósitos llevaran a la reconciliación y unidad de los estadounidenses sobre la cuestión. "Por primera vez en años, los que han estado en lados opuestos en este complicado debate podrán volver a estar juntos” El sueño presidencial duro menos que un caramelo a la puerta de un colegio. El senador demócrata Jack Reed asumía la responsabilidad institucional de dar contestación al presidente, que salvo alabar a las tropas –decía- no ha presentado ni mucho menos un plan que signifique un cambio real. El lider de la oposición en el senado y portavoz Reid lo decía en pocas palabras. Mas de lo mismo. Bush de momento tiene la sarten por el mago y si 3/4partes del Congreso no lo remedian, su propuesta seguirá adelante y el proximo marzo, con menos tropas en Irak, su general en el frente David Petraeus y su representante y embajador en Irak regresaran al Capitolio para rendir nuevos informes.