martes, 15 de mayo de 2007

Wolfowitz, todas las opciones

La suerte de Paul Wolfowitz, el destino del presidente del Banco Mundial, pasa por encontrar una solución de consenso. La reunión del Consejo Ejecutivo, la autodefensa de su presidente ante los 24 directores representando a los 185 miembros de la institución, dicen que confirmo los peores augurios… La cerrada defensa emitida por Tony Show desde la Casa blanca horas antes de la reunión directiva, habría ayudado a los indecisos a acariciar la idea de ratificar y hacer suyas las conclusiones criticas que le fueron presentadas por la comisión de investigación. La rectificación no se hizo esperar. Ahora Snow dice que todas las opciones estan sobre la mesa y lo que importa es buscar la mejor solución para el Banco Mundial Wolfowitz transgredió la ética del código de conducta y las reglas de personal para favorecer a la empleada que es su compañera sentimental La posibilidad de aceptar solo que Paul Wolfowitz cometió errores y no ofensas es la idea que la administración Bush ha puesto en marcha para salvarle la cabeza. Claro que en la Casa Blanca juegan a todas las barajas y como con el dinero siempre hay que hacer pocas bromas, ahora se sabe que desde el ministerio de economia –aquí el tesoro- los teléfonos han estado al rojo vivo negociando soluciones urgentes con varios ministros europeos y con los representantes de Japón y Canada. Otro dato a no olvidar es la visita oficial que desde hoy trae a Washington y hasta la Casa Blanca al saliente primer ministro británico Tony Blair. Ni que decir tiene que para Bush es otra oportunidad de “regalar” a su amigo y mejor aliado la oportunidad de buscar junto soluciones para un Banco que debe ante todo y desde su presidencia predicar con el ejemplo de la honestidad y la transparencia.
TODO PUEDE PASAR
Calvario a plazos con final todavía impredecible. La Casa Blanca, el portavoz Tony Snow, ha terminado aviniéndose a razones. Todo es posible, porque la Junta Directiva del Banco Mundial –los 24 ejecutivos que representan a 185 miembros- están al parecer muy conformes con las conclusiones criticas y acusadoras del informe presentado por su comité de investigación. A Wolfowitz le dirán mañana jueves a más tardar cual puede ser su futuro… Si se queda o se marcha, pero en estas últimas horas, sus errores aunque no sean ofensas están en manos del consenso de los grandes, de los mismos países y ministros europeas, japoneses, canadiense y estadounidenses que tienen que decidir el mejor futuro del Banco Mundial.