viernes, 25 de mayo de 2007

Bush firma. HR 2026 es ley

George Bush no ha perdido el tiempo y nada más llegar a Camp David para pasar un largo fin de semana –el lunes es aqui fiesta de guardar y recuerdo de los caidos en guerras- George Bush ha convertido en ley una propuesta que en solo 25 dias –despues de su veto- cambio de condicionarle dineros extras para Irak y Afgnistan a ofrecerle 120 mil millones de dólares a cambio de ds informes que en junio y septiembre digan a los legisladores si el gobierno iraki y la administración estadounisdnse cumplen con objetivos marcados. Nancy Pelosi, como presidenta de la camara, insiste en recordar que septiembre sera el mes de la verdad para esta guerra. Aunque es en realidad la encargada de tratar de recomponer las heridas que se han abierto en el partido demócrata despues del harakiri que voluntariamente se hicieron algunos senadores y representantes para que Bush haya podido decir en estas ultimas horas y en un escueto comunicado facilitado por su portavoz, Tony Show, que el proyecto HR 2206 referido a Asignaciones, Disposicion de Tropas y Transpancias sobre Irak es ya ahora ley con la firma del presidente de los Estados Unidos.
SEPTIEMBRE, MES DE LA VERDAD
Fue visto y no visto. El presidente de los Estados Unidos quiso hacer menos ruido que nadie y nada mas recibir el proyecto de ley que le autorizaba a disponer de 120 mil millones de doblares extras para las guerras de Irak y Afganistán estampo su firma, cuando ya descansaba en la residencia de Camp David, para convertirlo en ley y ver desde su retiro de las montañas de Maryland el zafarrancho de combate que se ha montado entre la familia demócrata. Barak Obama, senador y presidenciable demócrata, ha sido el primero en dar la cara y arremeter contra los republicanos que le criticaban, como a su compañera Hillary Clinton, el voto negativo al proyecto que después de veinticinco dias, un veto y siete borradores diferentes ya es ley para orgullo y victoria republicana en un Capitolio donde los demócratas siguen siendo mayoria. Este sábado las espadas siguen en alto. Y el no de Obama, como el no de la senadora Clinton, segurirán dando mucho que hablar en un debate que como ya se advierte no esta ni mucho menos cerrado. El presidente tiene el dinero extra que había solicitado, sin condicionantes de calendarios, pero con clausulas de obligado cumplimiento: tendrá que presentar informes puntuales en junio y septiembre sobre cuales han sido las metas y logros alcanzados por el gobierno iraki para seguir recibiendo ayudas. La presidenta Nancy Pelosi, de momento, ya ha puesto el pie en el acelerador. Dice que el próximo septiembre será un mes decisivo para la guerra, insinuando que los demócratas podrían tomarse en serio algunas propuestas que han lanzado algunos lideres como Bill Richardson en su carrera por conseguir la nominación demócrata a las elecciones del 2008. Richardson como ahora Nancy Pelosy recogiendo el guante, insinuan que la próxima carta será intentar revocar la autorización que el presidente de los estados unidos ha tenido y tiene para lanzar y dirigir la invasión y la guerra de Irak.