jueves, 31 de mayo de 2007

Bush echa humo

George Bush enseña su lado bueno antes de viajar hacia Alemania y reunirse con los otros siete paises más industrializados del planeta en la llamada cumbre del G8. La Casa Blanca ha hecho saber que el presidente estadounidense quiere celebrar el próximo otoño una cumbre entre los quince países que emiten más gases invernaderos para hablar del cambio climático –China e India están invitados- aunque nada se dice del Protocolo de Kyoto que ha rechazado y olvidado desde su llegada a la presidencia. En esta misma campaña de gestos y relaciones internacionales con sello de urgencia debe incluirse el próximo encuentro con el primer ministro de Israel, Ehud Olmet, previsto para el 19 de junio y la invitación que se mantiene al ruso Vladimir Putin –que hoy mismo ha llamado imperialista a su anfitrión- pese a concederle el privilegio único y exclusivo de encontrarse en la residencia familiar de los Bush, en el estado de Maine, los días 1 y 2 de julio.
ALTERNATIVA A KYOTO
George Bush ha presentado su alternativa al Protocolo de Kyoto, quiere ahora volver a empezar, hablar y llegar acuerdos entre los quince países que mas gases de invernadero emiten a la atmósfera. Propone empezar a hablar en otoño, escuchar lo que dicen y quieren no solo Estados Unidos sino tambien China, India y los paises europeos mas industrializados. El objetivo está sobre la mesa… lograr un acuerdo antes de que acabe el año 2008, justo antes de su adíos y mucho antes de lo que debería estar vigente ese protocolo de Kyoyo que con fecha de caducidad el 2012 ha sido siempre olimpicamente ignorado por la administración republicana. Bush mira ahora con renovados bríos a la próxima cumbre del G8 a celebrar en Alemania en pocos dias, sera su primera puesta en escena de lo que quiere al final sea su legado en forma de espectacular cambio de rumbo. Su aliada se llama Angela Merkel y en su principio de acuerdo esta no permitir que las temperaturas suban más de dos grados grados centígrados como resultado del efecto invernadero.
BUHS, PRESIDENTE CLIMATIZADO
George Bush ha obligado a propios y extraños a echar humo y a contestar de inmediato desde todos los puntos de vista a una propuesta en la que el presidente de los estados unidos después de años de mirar hacia otro lado y ganarse las enemistades verdes de sus mejores aliados trata ahora incluso de superar el mortecino tratado de kioto Bush pide ahora a las quince naciones mas contaminantes del planeta un esfuerzo por reducir a la mayor urgencia las emisiones de gases invernadero Bush es ahora quien se cae del caballo para decir que hay que trabajar y prevenir al mundo de un desastre que debe arreglarse en los próximo dieciocho meses. No quiere atarse las manos, quiere ver a India y a China sentadas junto a los paises mas industrializados de Europa en la mesa del dialogo –claro que su presidencia tiene ya los dias contados- por eso para muchos su oferta no es mas que el conejo en una chistera a enseñar en la proxima cumbre del G8, con la única intención de dar a entender que es un presidente climatizado.