miércoles, 9 de mayo de 2007

RYAN MAS QUE AL HABLA

Se llama Ryan Fitzgerald. Tiene 20 años, vive en casa, con sus padres y en los Estados Unidos, no tiene trabajo (seguro que aquí, porque no quiere o no lo ha buscado,) pero se ha pasado la ultima semana de televisión en televisión contando su increíble aventura. Una ocurrencia de veintieañero que ha hecho temblar de espanto a mas de uno. Ryan grabó un video, lo colgó en internet y con la ayuda de You Tube -al minuto- no conseguia salir de su asombro. La oferta de Ryan Fitzgerald era simple y sencilla. Yo no te conozco, pero realmente me preocupo. Mi número de teléfono (774) 253-1962 está a tu entera disposición, llama y hablamos. Ryan ha tenido que escuchar desde hace una semana mas de 7000 mil llamadas y cientos de mensajes escritos. Esta quejoso, no dá abasto y su preocupación le cuesta dinero. Un móvil en los Estados Unidos suele tener tárifa por minutos, no importa si llamas o te llaman, todo vale y un dólar es un dólar para un chaval de veinte años.Ryan ha vuelto a colgar otro mensaje en You Tube echandose atrás en su compromiso, pero en esta ocasuon y despues de tantas entrevistas nadie la echo caso. Es mas, su primer ofrecimiento sigue impertérrito al desaliento y ya ha sido visto por mas de 223 mil personas, ha conseguido 820 comentarios y es el favotiro de mas de 300 visitantes. Esta es la ultima advertencia que acabo de encontrarme cuando he llamado al teléfono de Ryan, seguro que su buena disposición de hablar con cualquiera ha terminado volviendole un poco mas loco de lo que ya pudiera haber estado. Ahora –con el contestador de por medio y con nuevo video a las espaldas- se lamenta, dice estar arto de escuchar jadeos de quien no conoce, ha descubierto que tiene cosas mas importantes que hacer, en definitiva… que le falta tiempo para seguir desocupado, viviendo con sus papas, remoloneando con su ordenador, jugando con el móvil y por desgracia haciendo verdad lo que antes fue su bandera… Como no sé quien eres y ni te conozco, has terminado importándome un bledo.