miércoles, 9 de mayo de 2007

GRIFFITH PARK, EN LLAMAS

Estado de emergencia en la ciudad de Los Angeles donde el fuego en el céntrico Griffith Park ha obligado a evacuaciones y en estos momentos a renovar esfuerzos para conseguir dominar un fuego avivado durante las ultimas horas por las altas temperaturas y los fuertes vientos. Más de 200 bomberos, aviones cisternas y helicópteros tratan de sofocar las llamas. continúan la lucha contra las llamas ya entrada la noche en Los Ángeles que se acercan y amenazan al llamado Observatorio Griffith, en lo alto de la montaña que da nombre a todo ese area de recreo angelina (ver Los Angeles Times), donde peleaba James Dean en “Rebelde sin causa” y uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad desde el que tambien se ven las grandes letras de Hollywood, situadas en las proximidades. El incendio, considerado el más importante desde la decada de los 70 del pasado siglo, ha colapsado la circulación de Los Angeles al ser esta un area obligada de paso entre el centro de Hollywood y el valle de San Fernando.
INCENDIO NO CONTROLADO
Los Angeles respira humo y todavía se ven llamas en el histórico Griffith Park, una zona de recreo de la ciudad californiana, donde el fuego –ayudado por las altas temperaturas y los vientos- ha devastado mas de un quince por ciento de una montaña donde están enclavados el Observatorio Griffith, varios museos, el zoológico –cerrado hace tiempo al publico, pero del que se han evacuado durante la noche todos los animales y areas residenciales a estas horas -alli las ocho de la mañana- recobrando la normalidad después de los obligados desalojos Cientos de bomberos mantienen todavía retenes frente en las zonas consideradas más peligrosas temiendo que los vientos y las condiciones climatológicas puedan reavivar un fuego que todavía no ha sido controlado en su totalidad, pero que ha cambiado lo suficiente de dirección para permitir el realojo en sus viviendas a los vecinos de la urbanización que llaman paradójicamente Los felices, antaño casas ocupadas por estrellas de la pantalla grande. Una colilla mal apagada, la puesta en custodia de un joven de 20 años con quemaduras, todo hasta este momento son hipótesis sobre lo que ha podido provocar el que se considera el incendio más grave vivido en la ciudad de Los Angeles, en la costa oeste de los Estados Unidos, desde los años setenta del pasado siglo.