viernes, 1 de febrero de 2008

Elecciones 2008: un debate de Oscar

Hillary Clinton y Barak Obama fueron ademas de buenos demócratas unos grandes caballeros… se pusieron o no de acuerdo… pero de hacerse cosquillas nada de nada, por lo menos en las casi dos horas en las que hablaron –sobre todo- de seguridad social, emigración e Irak asuntos estrellas en los que al final las diferencias eran mas diferencias con republicanos que entre demócratas con puntos de vista enriquecedores.(()) Obama y Hillary –cortejando siempre que podían a John Edwards- coincidían en vender como cambio histórico el que uno u otro llegarán al despacho oval de la Casa Blanca. Habían empezado siendo ocho los aspirantes hoy eran dos y habían ya celebrado 17 debates. Su deseo y convencimiento era que la audiencia estuviese viendo al futuro presidente de los Estados Unidos. (()) El resultado final del cara a cara fue un cuento de hadas –una mujer y un afroamericano que hasta pueden acabar siendo tiket demócrata. Hillary-dice Obama- puede estar en cualquier lista y ella dice estar acuerdo, aunque tanto ella como el están dispuestos a dar lo mejor de si mismos por el bien de un país al que aman y del que están convencidos siempre consigue todo lo que se propone. Obama y Hillary miraban y lo decían a la gran cita del supermartes, el próximo cinco de febrero están en juego 2075 delegados en las primarias que se celebran en 22 estados. (()) Hillary con mas oficio en las distancia cortas, reia hasta a carcajadas cuando le preguntaban si dominaría tambien a su esposo, lo pasaba bien, estaba entretenida y por si fuera poco aprovechaba la ocasión para dejarlo claro…(()) un Clinton limpio la casa después del primer Bush, y ahora otro Clinton podrá repetir lo mismo con el segundo Bush.