domingo, 10 de febrero de 2008

SI, otra vez Hillary llora

Lástima, pero como ya dice el refrán... NO HAY DOS, SIN TRES Y es que Hillary no puede soportar que le cuenten historias para no dormir antes de una noche desconcertante en sus planes de hacerse con la candidatura demócrata a la presidencia de los Estados Unidos. La senadora por Nueva York hacia un alto en Maine antes de acabar su gira en Richmond (VA) para seguir de mitin y sin ganas los resultados de los caucus y primarias de la jornada. Hillary ya habia tenido que aguantar bastante. Sucedió en Lewiston, Maine, donde este domingo los demócratas se juegan en caucus 32 delegados. Si en New Hamphsire unas lagrimitas fueron suficientes, en Maine hasta el yanto fue de los de órdago (por si acaso) y como se confirma en la secuencia fotográfica servida por Yahoo.