viernes, 8 de febrero de 2008

Tiroteos por doquier

La violencia sin sentido ha sumado en pocas horas once nuevas vidas en un país donde las armas de fuego están al alcance de cualquier mano y son mas las pistolas, los rifles, los revólveres y fusiles que los 300 millones de ciudadanos que sufren a veces sus consecuencias de forma trágica e irreparable. Seis personas eran tiroteadas y muestras mientras participaban en una reunión vecinal en el centro del país, en el estado de Missouri y en los suburbios de la ciudad de Saint Louis. En California, pocas horas antes eran cinco los muertos –cerca de la ciudad de Los Angeles- donde un hombre llamaba a la policía y confesaba ser el autor del asesinato de toda su familia. Cuando llegaron los agentes los recibió a tiro limpio, en el enfrentamiento murió un policía y el autor de los hechos. Lo mas sorprendente, sin que nadie busque explicaciones o soluciones urgentes, es que solo esta semana en historias similares a estas han perdido la vida una veintena de personas, donde toda empezaba justo hace siete días en Chicago, en un comercio de ropa, donde un ladrón daba muerte a cinco mujeres.