jueves, 21 de febrero de 2008

McCain, en la picota

Lanzar la piedra sin esconder la mano es el nuevo ingrediente que añade The New York Times a la campaña electoral que acaba el próximo 4 de noviembre en las elecciones a la presidencia de los Estados Unidos. Una relación sentimental de John McCain con Vichi Iseman, coordinadora de grupos de intereses o lobbys que trabajaba en el 2000 con la comisión de comercio que presidía el senador de Arizona, ha encendido una mecha que tratan de apagar con urgencia sus colaboradores de guardia.(()) Todd Harris, como todos los portavoces que madrugan para contestar las preguntas de radio y televisiones, echan balones fuera, niegan la mayor y pasan de inmediato a contraponer los 24 años de servicio intachable de su candidato. McCain será el primero que tendrá ahora que dar la cara -se anuncia que lo hará en Ohio a las nueve de la mañana- sabiendo que la pelea a la presidencia tiene estos golpes bajos, porque en este país –que no es y no ha sido nunca Europa- lo que se hace de cintura para arriba no es menos importante, a veces mucho menos, de lo que se hace de cintura para abajo. Lo mas inmediato, junto a la necesaria y mas que urgente comparecencia del virtual candidato republicano lo mas inmediato es el debate que esta noche celebran en la Universidad de Austin, Texas, los aspirantes demócratas Hillary Clinton y Barak Obama. La próxima cita en las urnas de primarias es el cuatro de marzo, allí en Texas y tambien en los estados de Ohio, Rhode Island y Vermont.