martes, 12 de febrero de 2008

Elecciones 2008, sumar y seguir

Son primarias y asambleas de trámite, porque no van a poderse decidir ni tan siquiera numericamente los candidatos demócrata y republicano a la presidencia de los Estados Unidos. Si hacemos caso a las encuestas Barak Obama confirmará su buena racha y es hasta posible que supere a Hillary Clinton en la carrera por recoger delegados. Las diferencias ahora solo son de 30 a favor de la senadora. Esta noche después del reparto de 171 representantes para la convención, Obama puede ser que vaya por delante. Los republicanos lo tiene mucho mas claro y John McCain deberia ganar tanto las primarias de Virginia y Maryland como los caucus de Distrito. Eso haria que sumase 119 delegados mas a los 723 que atesora, lejos todavia de los 1121 que le aseguran el pase a la final y que podria ya conseguir en las primarias de marzo en Texas y Ohio.
ODIOSAS COMPARACIONES

Las primarias y elecciones de hoy son como un suma y sigue que no ayudarán a clarificar de forma inmediata el futuro pero si van a ponernos un poco delante de la evidencia… Obama se esta haciendo cada dia que pasa un poco mas candidato y Hillary sin querer le ayuda. Las imágenes que repetian hoy antes de votas las televisiones de este pais –las palabras las habiamos escuchado en 24 horas- dejaban en evidencia una eleccion… Obama llenaba un pabellón universitario con 17 mil personas. Hillary preferia sentarse en un sillón a repasar su agenda y a escuchar preguntas de un centenar de mujeres, eso sí afroamericanas en su gran mayoria, pero con un resultado tan pobre como el que ahora mientras se vota en Maryland, Virgina –mientras hay asambleas por la capiral o Distrito de Columbia- da que pensar y ya reflejan las encuestas. Los republicanos lo tienen un poco mas claro, sobre todo John McCain que va con vuelta ganada al aspirante Huckabee. El predicador que al creer en lo milagros sigue convencido de ser capaz de sorprender esta noche de nuevo –cuando el recuento empieza a las dos de la madrugada en España- al guerrero y soldado que tampoco hoy llegará a los 1121 delegados que necesita un republicano para considerarse candidato a la presidencia de los Estados Unidos.