martes, 19 de febrero de 2008

Miami, a la calle por Fidel

Todo menos en silencio es como recibia el exilio cubano en La Florida la renuncia de Fidel Castro. La calle ocho en Miami sigue a estas horas siendo el mejor termometro de una decision que para casi todos es mas de los mismo.(()) Los cubanos de Miami siguen pidiendo a voces ayuda internacional, pero sin dar ninguna esperanza de que una transicion sea posible.(()) Los mas /esta manana de martes en las que por faltar no ha faltado ni agua/ esperan otra oportunidad para vover al plato televisivo en el que esta hornada es el Café Verailles y la calle ocho
VERSION OFICIAL
Estados Unidos mira a Cuba a traves de los ojos de la disidencia, por eso no es de extranar y menos en epoca electoral, la insitencia del presidente Bush en insitir en una salida democratica para la isla que /desde el ministerio de exteriores/ John Negroponte /mano derecha de Condolezza Rice/ ha traducido de inmediato en que nadie espere un proximo final del embargo, una opcion que junto con la ley Helm Burton /aprobada en 1996/ sigue hacienda imposible toda posibilidad de dialogo o entendimiento. El granero de votos conservadores en el que se convierte La Florida por estas fecha, permite aventurar que la administracion Buhs no sera la que mueva ficha.