martes, 12 de febrero de 2008

Project Lifeline, mareando la pediz

Proyecto de Salvamento es el nombre pomposo con el que el ministerio de economía bautiza el acuerdo de los grandes bancos que –desde esta mañana- esperaban los ahogados consumidores estadounidenses, muy en especial, los que tienen hipotecas a las que no pueden hacer frente y temen con toda las de ley quedarse sin techo y en la calle.(()) El secretario del tesoro o ministro de economía Henry Paulson hacia unas presentaciones que a decir de muchos serán otro parche a sumar a esos 165 mil millones de dólares que George Bush –con el definitivo visto bueno del Congreso- descontará de impuestos y repartirá entre los ciudadanos para evitar la recesión que se palpa. Ahora la primera solución que ofrecen los seis bancos e instituciones financieras del sector privado mas importantes del pais es congelar durante 30 dias el proceso de ejecución hipotecaria y dar tiempo –si eso es tiempo- a renegociar pagos y deudas con nuevas hipotecas y a nuevos intereses. El proyecto salvavidas es a pesar del optimismo gubernamental una piedrita mas -aunque no la solución completa- para quien de verdad esta con el agua al cuello y no sabe como salvar su casa o acabar con las deudas que le devoran. El secretario del tesoro tampoco ha pasado por alto en sus presentación la mas cruda realidad: ninguno de estos esfuerzos deshara los excesos de los últimos años.