domingo, 10 de febrero de 2008

Los Grammy, todo un espectáculo

La gala de los Grammy está llena de estrellas que se reparten premios y asisten a uno de esos espectáculos hollywoodenses en donde la música se convierte además en atractivo para muchos millones de telespectadores. Alicia Keys ha recibido el primer Grammy de la noche despues de cantar un duetto de apertuta. La artista revelación se llama Amy Winehouse y todo y de momento, en una ceremonia que esta previsto se prolongue durante tres horas, aunque consumida ya la primera hora, son siempre actuaciones o un homenaje a los Beattles presentado por Tom Hans y Ringo acompañando a recoger la estatuilla a George Martin, por Love, son los verdaderos atractivo de esta ceremonia. Entre bambalinas queda el honor de conseguir un Grammy en alguna de esas 110 categorias que se contemplna -en esta 50 edición- un codiado galardón en forma de gramófono al que puede añadirse el honor de una actuacion en directo. No lo han enseñado en esta gala, tampoco por ahora hemos tenido ocasión de escucharle cantar, pero el español Alejandro Sanz con el Tren de los Momentos es el Grammy al Mejor Disco Pop Latino. Y la gran sorpresa es que Barak Obama -como el oscarizado Al Gore- ha conseguido el Grammy al mejor libro hablado que tituló, leyó y ha vendido por el país con el nombre de The Audacity of hope (La audacia de la esperanza).