jueves, 14 de febrero de 2008

Kosovo, a puerta cerrada

Kosovo ha vuelto a provocar las atenciones de la comunidad internacional. El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas ha tenidocque habilitar espacio arededor de la mesa de herradura en la que se sientan sus quicne miembros para admitir el interés que la reunión solicitada por Serbia y con el respaldo de Rusia ha provocado entre 45 paises que no han querido perdérsela. Lo único seguro es que el ministro de Asuntos Exteriores de Serbia, Vuk Jeremic, tendrá la oportunidad de explicar de viva voz lo que el pasado martes ponía por escrito. Es inadmisible una declaración unilateral de independencia del terrritorio kosovar en los próximos días, como asi parece pudiera suceder el domingo. El Consejo de Serguridad, los cinco paises con derecho a veto, han sido incapaces en los últimos meses en alcanzar un acuerdo. Kosovo, el 15 por ciento del territorio de Serbia, se encuentra bajo administración interina de la ONU desde el fin de la guerra de 1999, cuando la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) intervino para detener los ataques de las fuerzas de seguridad serbias contra la comunidad albanesa.