sábado, 9 de febrero de 2008

Louisiana, en el centro de la balanza

Luisiana va a ser el estado del sur que más trabajo y emoción aporte a esta noche electoral, donde los demócratas y los republicanos van a ser incapaces de poder decidir quien será numéricamente su candidato a la presidencia de los Estados Unidos. Barak Obama ha conseguido ratificar lo ya sabido, cada dia que pasa tiene mas posibilidades, cada vez que habla consigue mas simpatías… tanto que en los caucus de Nebraska y Washington ha conseguido doblar en votos a la senadora de Nueva York. (()) Hillary Clinton pelea cuerpo a cuerpo Luisinana pero ya está en Virginia donde acaba de dirigirse a sus seguidores pensando en la cita del próximo martes y queriendo dejar claro que el próximo presidente debe ser un demócrata. Huckabee ha puesto de nuevo su pica en Flandes al ganar los caucus de Kansas tambien por goleada: 60 a 24% que conseguía McCain. Y es difícil saber de momento quien se llevará Washington y Luisiana en lo que se ha convertido tambien -en este el ultimo caso- un recuento minucioso de votos aún a pesar de ser un estado del sur donde los evangélicos que apoyan al predicador Huckabee deberían marcar las diferencias frente al senador y guerrero McCain, como ya hicieron en el pasado supermartes.