martes, 26 de febrero de 2008

Debate en Ohio: la sangre no llega al rio

Los golpes bajos no seran en un plato de televisión. El que se supone el ultimo debate de la familia demócrata, después de veinte encuentros que incluyen tres cara a caras, han terminado demostrando que en los Estados Unidos la sangre nunca llega al rio. (()) Obama, como luego Hillary Clinton, se deshacía en elogios a su rival que despues de todo –confesaba- seria siempre mejor presidente que el republicano John McCain. Hillary ha tratado de capitalizar el encuentro con Obama, que aun pidiendo la palabra ha sabido jugar muy bien al contrataque. (()) Los moderadores-periodistas estrellas de la cadena NBC- han tirado con bala y han formulado preguntas comprometidas que hicieron sudar tinta a los candidatos. A Hillary ademas de preguntarle por los secretos y 10 mil documentos clasificados que todavía guarda como primera dama le ayudaron a dar el nombre del supuesto sucesor de Putin (()) A Obama le hicieron precisar tanto –gol de Hillary- que hasta se ganó los aplausos del respetable –público que llenaba el auditorio de la Universidad de Cleveland – al tener no solo que condenar sino tambien rechazar el apoyo que este pasado fin de semana le había dado desde Chicago un musulmán antisemita.