miércoles, 6 de febrero de 2008

Tickets electorales, mirando a futuro

El dato mas sorprendente puede pasar desapercibido. El supermartes ha dejado el listón de la participación demócrata por las nubes. Mas de doce millones de personas han repartido sus votos entre Hillary Clinton y Barak Obama. Al final tan solo una diferencia de cuatrocientos mil votos puede significar sumar 845 delegados más como hacia Hillary con su triunfo en 8 estados aunque haya cedido la ola de la ilusión al senador Obama capaz de llevarse la púrpura en 13 estados de los 22 estados donde las primarias y los caucus solo han dejado pendiente la incógnita de Nuevo México (()) La revelación del que finalmente será solo un supermartes de trámite se llama Mike Huckabee. El predicador evangélico demostró que los milagros tambien existen, como el sur y como Arkansas donde se atrevió a profetizar que buscará de nuevo el respaldo para convertirse en el cuadragésimo cuarto presidente de los Estados Unidos. Es mucho decir, pero cuanto menos Mitt Romney sabe ya lo que es aguarle la fiesta y Jonh McCain ha tenido que esperar tocar el cielo con los dedos… Aunque el caso del senador han sido siete años esperando saber lo que se siente cuando los republicanos de Nueva York y California te dan la confianza que otrora le daban al hoy presidente George Bush.
HILLARY & OBAMA

Mucho me temo que sea el globo sonda que por adelanto pudiera parecer el tiket de ensueño para unos demcratas que se creen con el derecho de soñar que estas elecciones son las que van a devolverle la asa blanca, pero ver a Hilary y Obama juntos y de la mano, uno candidato a la presidencia y el otro a la vicepresidencia es mucho correr con toda la que esta cayendo. The New York lo que si dice hoy en su editorial es que prorrogar esta campaña es echar mas leña al fuego, hacer difícil por no decir imposible reunificar ilusiones y propósitos. ¿El votante de Obama podría seria el votante de Hillary?. Menos mal que es el
periódico que dio soporte a la senadora de Nueva York quien se atreve a dar la respuesta… y no es ni bonita ni esperanzadora. El afroamericano ha conseguido llevar a la urnas a la juventud y a un pueblo que antes pasaba de política… Hasta su propia mujer, Michelle, ya ha dicho a bote pronto que tendría que pensárselo. Y es que la fiebre del cambio es una ola que no tiene porque casar con las experiencia que otros pregonan… entre otras razones porque este país que es muy grande sigue todavía muy dividido entre lo que es el donuts y lo que esta dentro del Donuts, las grandes ciudadades y las grandes llanuras, los negros y los blancos, los ricos y los pobres… aunque a veces escuchando a Obama hasta los Estados Unidos da la impresión que van pedir perdón al mundo por ser los Estados Unidos.
McCAIN & HUCKABEE

Si hay que reconocerle méritos a Huckabee no hay que buscar muy lejos. John McCain ha sido el primero en felicitar al predicador evangélico porque ha
demostrado este supermartes -lo hace desde los caucus de Iowa- que su apuesta no es tan descabellada como a priori pudiera parecer a mas de un estadounidense. Ciudadanos capaces de confesar que si Huckabee llegase a la Casa Blanca habría que exilarse. (()) MCain tendrá todavía que pensar como redondear la faena, demostrarse -como decía anoche- que es la vanguardia y que va por delante de un partido republicano que si lo es tambien Mitt Romney puede hasta sacarle los colores. La ortodoxia de McCain como republicano le obligará a cubrirse las espaldas, pero no creo que sea Huckabee su mejor escudero. La primera vuelta de tuerca es reconocer que después de muchos años un senador llegara a la casa blanca. Solo lo han hecho dos en toda la historia, el último se llamaba JFK… Como norma no escrita seria bueno que un senador del sur buscase un aliado del norte… y ese desde luego no se llama Huckabee. Las heridas que pueden abrirse en la familia republicana, como en la demócrata, tendrán sus propias consecuencias… pero la historia advierte que cuando lo que está en juego es la Casa Blanca, las diferencias se olvidan y ya se empieza a pensar quien será el demócrata a quien ganar con mas posibilidades. (()) Hasta ese día, el presente mas inmediato, por desgracia, es el llanto y crujir de dientes que no dejaron las elecciones sino los tornados que después de votar se pasearon por Tennessee, Arkansas y Kentucky… Las ultimas noticias hablan de 38 muertos y cientos de heridos… pero lo peor es que las sorpresas –como en estas elecciones están a flor de piel, lo peor es que lleguen con la firma de la madre naturaleza y despues de una noche que ha dejado cientos de escombros en los que buscar supervivientes.