martes, 28 de agosto de 2007

Irak: el fraude que armaba hasta la insurgencia

Eramos pocos y pocos los problemas y ahora las investigaciones que firma el Pentágono con la ayuda de agencias federales para descubrir el fraude millonario, los contratos fraudulentos, el cobro de comisiones ilegales, y hasta una red criminal capaz de haberse apropiado de miles de millones de dólares con las armas y el equipamiento que supuestamente deberían recibir las tropas iraquíes. The New York Times, que publica en portada la información, deja caer el nombre de la coronel Levonda Joey Selph como una de las implicadas, sin evitar recordar que toda su carrera en Irak –cuando fue responsable del equipamiento en los años 2004-2005 – lo era a la sombra del general Petreaus, hoy máximo responsable de las fuerzas estadounidenses. Civiles y militares habrían hecho también su agosto cobrando comisiones que siempre han superado los 2500 $, una cantidad muy por debajo de los 9 millones de dólares que pudieron cobrar el comandante no identificado en la información, su esposa y la hermana del militar como recompensa a conseguir contratos con destino a Irak y Kuwait. El Pentágono solo ha confirmado hasta ahora la existencia de investigaciones –una mas de las 73 que estaban abiertas hasta la fecha- aunque si ha dejado claro que el general Petreaus esta libre de toda sospecha. Un inspector general con un equipo de 18 personas viajará a Irak de inmediato para revisar puntos tan oscuros como el ultimo informe remitido al Congreso por una llamada Oficina de Supervisión del Gobierno de Estados Unidos que reconoce el paradero desconocido y con muchas posibilidades de haber acabo en manos de la insurgencia de 110 mil fusiles de asalto, 90 mil pistolas y 115 mil cascos de combate.