jueves, 30 de agosto de 2007

Gas fosgeno iraquí en Naciones Unidas

Evacuación en Naciones Unidas y sorpresa porque después de todo, las armas de destrucción masiva que supuestamente escondía Saddam Husseim han aparecido diez años después en los despachos que los inspectores ocupaban a nombre de la Comisión para la Inspección, Vigilancia y Verificación del desarme en Irak (UNMOVIC), oficinas que precisamente ahora están de mudanza en la gran manzana neoyorkina. Los medios de comunicación -radios y televisiones- aprovechaban sus emisiones en directo para mandar desde la calle y a las puertas de los cuarteles generales de la ONU, una información rocambolesca sino fuese porque detrás hay toda una guerra en marcha. La información -hasta el momento- es tan simple como sorprendente. Productos químicos embargados y traídos de Irak hace la friolera de once años han aparecido entre los muchos paquetes que se trasladaban de las dependencias utilizadas por antiguos inspectores en Irak, motivo por el que se ha tenido que dar parte a la Agencia Federal de Información (FBI) Agencia que ha tomado las debidas precauciones para retirar el material identificado como fosgeno, un producto químico para la fabricar plásticos y pesticidas que fue utilizado como gas en la primera Guerra Mundial. La cuadratura del círculo es que un portavoz de Naciones Unidas, Marie Okabe, ha precisado que el descubrimiento se hizo hace algunas semanas pero hasta ahora no se procedió a su traslado definitivo después de las investigaciones realizadas por el personal de Naciones Unidas.