viernes, 31 de agosto de 2007

Bernanke, cal y arena

El presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Ben Bernanke, acaba de romper el fuego en lo que se espera un viernes de milagros. Ben Bernanke ha vuelto a repetir en Wyoming y a sus colegas banqueros que actuará "a medida de que sea necesario" para mitigar los efectos de la crisis hipotecaria que afecta al país. Con nombre y apellidos no habló para nada del precio del dinero, hoy aqui a 5,25% aunque con rumores de bajar un cuatrillo el próximo 18 de septiembre. "No es responsabilidad de la Reserva -decía textualmente- proteger a prestamistas o inversionistas de las consecuencias de sus decisiones" Bernanke precisó sin embargo que la Reserva Federal si debe tener presente los efectos en los mercados a la hora de determinar su política" Estas palabras y la comparecencia que el presidente Bush hará en minutos ofreciendo soluciones para hipotecados en apuros ha hecho que la bolsa de Nueva York levante el telón con optimismo: el indice de los valores industriales sube por encima de los 93 puntos, los valores tecnológicos mas de20.