viernes, 31 de agosto de 2007

Hipotecas: viernes de milagro

Será viernes de milagros y en este país, día de frotarse los ojos y escuchar… porque no es muy corriente que todo un presidente busque con su barita mágica arreglarle la vida a miles de hipotecados que hoy viven con el agua al cuello, mas de dos millones de familias que acaban el mes en números rojos y se juegan hasta su vivienda, la casa que habían comprado años atrás cuando el dinero parecía ser de regalo. Bush quiere dejar en manos de la Administración Federal de la Vivienda (FHA), la responsabilidad de solventarle la papeleta. Las soluciones pasan, por ejemplo, por un seguro federal que limpie los registros de morosos. El presidente aceptará la propuesta demócrata de refinanciar una hipoteca con el propio seguro. Hipoteca por hipoteca mas barata, en leguaje paladino. Pedirá a los bancos encajar lo que alguien ha llamado golpes a la mandíbula a la hora de conceder nuevos prestamos y hasta se contempla la necesidad –según los casos- de condonar parte o el total de una deuda que finalmente deberia saldarse con los 21 mil millones que tienen de fondos en ese organismo publico llamado Adminitración Federal de la Vivienda. Ben Bernanke, el presidente de la Reserva Federal, tendrá que solventar con palabras mucho más técnicas y sin barita mágica, algunas explicaciones mas convincentes para explicarles a sus amigos banqueros de que va esta crisis que le esta obligando día si a dia a comprar deuda con miles de millones de dólares destinados a seguir viendo correr dinero por el sistema financiero. La lupa será encontrar en sus palabras un atisbo de que bajen los tipos de interés, el precio del dinero, un mensaje que como las palabras de George Bush son esperados con rebosante expectación en los mercados y en el Capitolio de Washington. Lo mas optimista es pensar que “solo” son 500 mil o 600 mil millones de dólares los que están destinados a dar cobertura a hipotecas de alto riesgo y que en los Estados Unidos hay dinero prestado por valor de 10 billones con b - 10 mil millones de millones de dólares.